Cinco pasos para encontrarle sentido a la vida

Lo esencial para comenzar una vida plena, es conocer cuál es el propósito de Dios para nuestra vida. Es la vía a la realización ya que los estándares trazados por el mundo, no llenan nuestros vacíos.


Por Fernando Alexis Jiménez | Instagram @RadioBendiciones

¿Ha pensado alguna vez que no está aquí por un accidente del universo y que su vida está ligada a un propósito eterno de Dios?

Es hora de hacer un alto en el camino y reflexionar sobre qué ha hecho hasta hoy con cada minuto, hora, semana, mes o año; en segundo lugar, cómo ha invertido ese tiempo y en qué y, por último, cómo piensa vivir el tiempo que le resta en su tránsito terrenal. Es determinante para saber dónde estará en la eternidad.

Ahora, formúlese tres interrogantes:

  • ¿Ha vivido la vida plenamente?
  • ¿Cómo está viviendo hoy?
  • ¿Cómo quiere vivir el resto de su existencia, en adelante?

Piense en dónde han quedado sus sueñas, metas y anhelos que quizá alguna vez alimentaron y motivaron sus días.

UNA VIDA CON PROPÓSITO

Hay un propósito eterno para su existencia. Y lo hay porque usted y yo estamos en manos de Dios, como dicen las Escrituras:

“… la vida de todo ser viviente está en sus manos, así como el aliento de todo ser humano.” (Job 12: 10 | NTV)

Cuando estamos en el centro mismo de Su voluntad, Él toma el control.

Ahora bien, desconozco cuál sea su situación actual a nivel personal y familiar. Pese a ello, en medio de las crisis, el Señor puede cambiar el curso de la historia si se lo consiente.

Cuando nos volvemos a Él y  permitimos que asuma el mando del timón de nuestra cotidianidad, experimentaremos cambios profundos y duraderos. Jamás podemos perder de vista que Dios es el principio y el fin de todo.

UNA RUTA PARA HALLAR EL PROPÓSITO

Lo esencial para comenzar una vida plena, es conocer cuál es el propósito de Dios para nuestra vida. Es la vía a la realización ya que los estándares trazados por el mundo, no llenan nuestros vacíos.

Compartimos cinco principios que le serán muy útiles:

1.- Enfóquese en encontrar el propósito de Dios para su vida. No ande divagando.

2.- Desarrolle intimidad con Dios y pídale que le revele su propósito en la vida a nivel personal, espiritual y familiar.

3.- Espere en Dios y Su revelación. Él nos habla por Su Palabra y cuando lo buscamos en oración, con disposición de escucharlo.

4.- Reconozca que sólo en Dios su vida tiene propósito y sentido.

5.- Ríndase a Dios y permítale que reprograme su existencia: planes, proyectos y sueños.

Tome nota de lo que escribe el apóstol Pablo:

“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.” (Efesios 1: 11, 12 | RV 60)

Usted y yo no somos fruto de la improvisación sino del propósito del Padre celestial, desde antes de la creación del universo. Decídase a emprender una vida transformada. Ábrale las puertas de su corazón, que es el primer paso para llegar a un nuevo nivel.

Escuche las transmisiones diarias del Programa «Vida Familiar»

 

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *