Dios no es ajeno a nuestro dolor.

Dios es cercano a nuestro dolor. Desea acompañarnos por esos momentos difíciles. Él no es el culpable de las cosas malas que nos ocurren.


Por Fernando Alexis Jiménez | Instagram @RadioBendiciones

Cuando algo inesperado nos ocurre, causándonos dolor y tristeza, equivocadamente nos inclinamos a culpar a Dios.

¡Tremendo error! Él no es el causante de un divorcio, una enfermedad grave o, quizá, la pérdida de un ser querido, entre otros eventos desoladores.

Y decimos que es un error culpar a Dios porque Su eterno propósito es el de bendecirnos.

Es necesario tener en cuenta al menos cinco elementos:

  • Los momentos críticos tocan inevitablemente a la puerta de toda persona.
  • Los períodos de sufrimiento y de dolor no siempre tienen explicación.
  • Aunque nos parezca difícil, en los momentos de crisis, debemos confiar en Dios.
  • Dios puede y quiere cambiar las circunstancias difíciles.
  • Dios conoce nuestro sufrimiento y nos acompaña cuando acudimos a Él.

Cuando vamos a las Escrituras leemos:

«Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza.» (Salmo 46:1-3 | RV 60)

Debemos darle la espalda al resentimiento y enfocarnos en encontrar la salida a las crisis y el dolor que atravesamos, con ayuda de Dios.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Prendidos de Su mano, iniciamos el maravilloso viaje hacia el cambio y transformación permanentes a nivel personal, espiritual y familiar.

Escuche las transmisiones del Programa “Vida Familiar”

Escucha»Programa «Vida Familiar»» en Spreaker.

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *