La Biblia nos llama a vivir en nuestra cultura sin convertirnos en parte de ella. Es la forma de contrarrestar los antivalores.

Por Fernando Alexis Jiménez – #RadioBendiciones

Ser cristiano no es fácil. Quien diga lo contrario, está equivocado. La razón es simple. Nuestros principios y valores chocan con los antivalores de la mundanalidad, que prevalecen. Y eso, insistimos, no es fácil. Y, tal como van las cosas, jamás lo será. La única vía para mantenernos firmes, es caminar prendidos de la mano del Señor Jesucristo.

Pese a la adversidad, es esencial mantenernos fieles a la Palabra de Dios como lo aconseja el apóstol Pablo en su carta a Tito (Cf. Tito 1: 9)

“… retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.” (Tito 1:9| RV 60)

Es el único medio para enfrentar las filosofías equivocadas y los antivalores de la sociedad que apreciamos en todas partes y que tienen su caja de resonancia en la radio, la televisión, libros, revistas y medios digitales. Los creyentes no pueden evitar las presiones para que sean y piensen como todos los demás. Pero, insistimos, la Biblia nos llama a vivir en nuestra cultura sin convertirnos en parte de ella.

Recordemos que Tito ministraba en medio de la mundanalidad, isla de Creta, y el apóstol Pablo le explica a este discípulo fiel, y a nosotros hoy, cómo podemos lograrlo. Quienes se consideren intachables, deben ser “retenedor[es] de la palabra fiel” (Tito 1.9). En criterio de Pablo debemos aferrarnos a la Palabra de Dios y cultivar un estilo de vida basados en la aplicación de sus principios.

La Biblia es la revelación de Dios; allí nos dice lo que piensa, cómo actúa y lo que espera de nosotros, pero ella no puede ayudarnos si nunca la leemos.

Dedique tiempo para leer las Escrituras cada día y meditar en ella con atención. ¿Qué significan los pasajes y cómo se aplican a nuestra vida? Las verdades bíblicas son más poderosas cuando creemos lo que enseña allí, de todo corazón, y la obedecemos siempre.

Si tomamos medidas prácticas para cumplir con la Palabra en nuestra cotidianidad, reflejaremos a Cristo en el mundo sin ser del mundo.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Es el principio para experimentar una vida de realización plena.

Escuche las transmisiones diarias del Programa «Vida Familiar»

Escucha»Programa «Vida Familiar»» en Spreaker.

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.