¿Realmente oramos por nuestros hijos?

La experiencia demuestra que los padres que oran por sus hijos ven resultados, el fruto de su intercesión. Él responde con poder. Y usted, ¿Ora al Padre celestial por cada uno de los miembros de su progenie?

Por Fernando Alexis Jiménez – #RadioBendiciones

La mujer que tenía enfrente se quejaba de que su hijo era drogadicto. “Este muchacho me va a enloquecer. No sé qué hacer”, me dijo. Ocultaba su rostro empapado de lágrimas.

Mi recomendación fue que siguiera orando por él. Lo hice bajo el convencimiento de que solamente Dios liberta de las adicciones. Además, hace milagros.

De acuerdo con la Biblia, los hijos son una bendición. Ese hecho amerita que clamemos por ellos, siempre.

«Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Jehová.» (Salmo 128: 3, 4; Cf. Salmo 127. RV | 60)

Es cierto, cuando son jóvenes y otros, en su edad adulta, cometen errores. Sin embargo, los hijos han estado en el plan eterno de Dios.

Tenga presente que la oración libera el poder del Señor. Él responde a nuestro clamor por su transformación. No deberíamos desfallecer; por el contrario, es necesario perseverar.

La experiencia demuestra que los padres que oran por sus hijos ven resultados, el fruto de su intercesión. Él responde con poder. Y usted, ¿Ora al Padre celestial por cada uno de los miembros de su progenie? Es hora de hacerlo.

No podríamos concluir sin antes invitarlo para que le abra las puertas de su corazón a Jesucristo. Permita que Él gobierne su vida y su familia. Es la mejor decisión que podrá tomar en su existencia.

Escuche las transmisiones del Programa «Vida Familiar»

Escucha»Radio Bendiciones» en Spreaker.

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *