Nuestro Dios es un Dios de milagros

Creer debe estar por encima de toda situación que amenace el convencimiento de que el milagro, en la voluntad de Dios, ocurrirá. Tenga presente que la fe que dinamiza los hechos portentosos.

Por Fernando Alexis Jiménez – #RadioBendiciones

Con frecuencia recibo correos de personas que tienen dificultades en su vida matrimonial, con los hijos, en relación al trabajo o la vida espiritual. Necesitan un milagro y, pese a su clamor, sienten que los cielos son de bronce, es decir, que las oraciones no pasan más allá de su habitación.

¿Qué está ocurriendo? Mi anhelo es que estas breves líneas ayuden a despejar su interrogante.

Un espacio para encontrar la respuesta la encontramos en Marcos 11: 22- 24.

«Respondiendo Jesús, les dijo: —Tened fe en Dios. De cierto os digo que cualquiera que diga a este monte: “Quítate y arrójate en el mar”, y no duda en su corazón, sino que cree que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.» (Marcos 11: 22- 24 | RV 95)

Creer debe estar por encima de toda situación que amenace el convencimiento de que el milagro, en la voluntad de Dios, ocurrirá.  Tenga presente que la fe que dinamiza los hechos portentosos, que desafían la lógica humana, es una ley espiritual que opera para todas las personas.

Con base en el texto, podemos concluir:

  • Es importante movernos en la voluntad de Dios
  • Debemos tener un firme convencimiento sobre el poder ilimitado de Dios.
  • Es imperativo quitar toda sombra de duda.
  • No debemos desanimarnos; es necesario perseverar en el clamor (Cf. Lucas 18: 1-5)
  • El perdón reviste singular importancia en el proceso de ocurrencia de los milagros.

Probablemente de entrada no veamos resultados, pero debemos avanzar. Tenga presente que, conforme desarrollamos intimidad con el Señor, a través de la oración, experimentamos crecimiento en la fe. Jamás pierda de vista el hecho de que hemos sido creados por Dios para movernos en la dimensión de los milagros.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que le abra las puertas de su corazón. Permita que gobierne su vida y su familia. Es la mejor decisión que podemos tomar. Iniciaremos el maravilloso viaje hacia el cambio y crecimiento en todas las áreas de nuestra existencia.

Escuche las transmisiones diarias del Programa «Vida Familiar»

Escucha»Programa Vida Familiar» en Spreaker.

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.