Es tiempo de permitir que la Palabra de Dios reine en nuestra vida familiar

La lectura diaria de las Escrituras contribuye decididamente a producir transformaciones en nuestra forma de pensar y de actuar. Además, ejercemos una poderosa influencia en nuestra vida familiar.

Por Fernando Alexis Jiménez – #RadioBendiciones

Kelilo es un pueblo modesto del sur de Sudán. Las casas reflejan la humildad de su gente. El sufrimiento ha marcado su historia. Se han visto inmersos en muchas guerras internas. Los primeros cristianos del lugar sembraron la palabra y anhelaron, por más de treinta años, tener el Nuevo Testamento, traducido a su lengua nativa. Un desafío que comprometió muchos esfuerzos. Ni la guerra ni los odios tribales lo impidieron. Las Escrituras llegaron con las Buenas Nuevas de Salvación.

Semi Nigo, obispo del pueblo kelilo, en el sur de Sudán, calificó como un gran logro, tener a disposición ejemplares de la Palabra. Fue producto de la oración de hombres y mujeres fieles, como su abuelo, quienes clamaron. Lo hicieron por treinta años. No dejaron de doblar rodilla ante el Padre, pidiendo el milagro. Y ocurrió. Decenas de refugiados han recibido su ejemplar.

Familias enteras han sido cambiadas. La relación de padres e hijos, mejoró. Todo es diferente. El Señor se mueve con poder en medio de ese pueblo distante.

Ese compromiso de traducir la Escritura y vivenciarla en la cotidianidad, refleja la perseverancia que Dios le pidió a Josué, cuando le dijo que jamás se apartara de las enseñanzas contenidas en las Escrituras (Josué 1: 8)

«Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien» (Josué 1:8).

Cuando la Biblia entra a formar parte de nuestra actitudes y acciones, tanto de pensar como de actuar, se producen transformaciones profundas y duraderas que nos permiten ejercer una poderosa influencia, con nuestro cónyuge e hijos. Hoy es el día para tomar la decisión de leer en casa, ojalá con la presencia de todos, porciones de las Escrituras.

No podría concluir sin antes enfatizar en lo siguiente: Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Permítale que tome el control de su vida y de su hogar. Es la mejor decisión que jamás podremos tomar.

Escuche las transmisiones diarias del Programa «Vida Familiar»

Escucha»Programa «Vida Familiar»» en Spreaker.

Por #RadioBendiciones

Podcast y Artículos del realizador Fernando Alexis Jiménez, con principios sencillos pero eficaces para desarrollar el crecimiento personal, espiritual y familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *